La fotografía se asemeja a la arquitectura en el hecho de que ambas representan una realidad. Pero la diferencia radica en que la primera se construye a partir de un punto de vista intelectual, mientras que la segunda se construye a través de la espacialidad.

Es así que este blog pretende sacar a la luz esa realidad-espacial de la ciudad, que aparece a veces oculta ante nuestras miradas durante nuestro pasar cotidiano; para así valorarla, entenderla, protegerla, disfrutarla, vivirla, en definitiva redescubrir una importante parte de nuestra identidad: el patrimonio arquitectónico.

Resolución recomendada: 1440 x 900 / Recommended resolution / Рекомендуемое разрешение / Empfohlene auflösung

Vistas a la página totales

30 sep. 2011

Centro de Participación Comunal (C.P.C)

 El CPC se ubica en un entorno muy particular de las periferias de la ciudad; existe un eje de circulación vehicular (Ruta 20) en cuyos lados se edifican locales comerciales de no más de 3 pisos de altura, a modo de "pantalla visual y comercial", y a sus espaldas está el barrio propiamente dicho, con construcciones de no más de uno o dos pisos.
Ambos casos cuentan con geometrías ortogona­les y puras, mientras que al CPC se lo observa con formas monumentales y geometrías totalmente contra­dictorias con su entorno (lo que si respeta y ma­terializa es la "pantalla visual" que mira hacia la ruta).
Esta decisión, no es casual, ya que manifiesta las funciones que suceden en su inte­rior, como la estaticidad del cilindro aglomerador (en donde se realizan actividades financieras) y el fluido cuerpo elíptico (en donde suceden actividades culturales).

 Considero que el uso del lenguaje en el CPC de Ruta 20 fue correcto funcionalmente, pero incorrecto en aspectos sociales y culturales, del barrio y de la ciudad. Este tipo de arquitectura podría tranquilamente repetirse en cualquier parte del mundo; es una arquitectura insensible con su entorno y valores históricos.
 
Lo mismo ocurre con la gran mayoría de las tan cuestionadas obras de M.A. Roca, en las que esa búsqueda de impermanencia y atemporalidad se impregna en ellas, olvidándose así del contexto, del pasado y del peso cultural y social de su entorno.
Sin ir tan lejos, imaginémonos que cambiamos de lugar a todos los CPC de la ciudad de Córdoba, y los situáramos en el lugar que el otro ocupaba...¿algo cambiaría? no, ya que todos tienen características ajenas a su contexto (siendo que cada barrio de la ciudad tiene sus propias características formales, históricas, sociales y culturales). 
Algo similar ocurre con las revistas de arquitectura en donde se muestran dichas obras ¿y que vemos? la obra sin su contexto, como si la fotografía delatara inconscientemente este hecho.
Y por si alguien sospechase de esto, ¿que se le ocurrió a Roca? incorporar centros culturales, para que la cultura del barrio se desarrolle en sus interiores. En cierta medida es apreciable, ya que en ciertos barrios no existían, pero sigue siendo una pequeña trampa.

 En resúmen, creo que en ésta obra prevalece más la arquitectura sobre la naturaleza misma (excesivos porcentajes de ocupación artificial); una arquitectura insensible a su entorno tangible e intangible; y en definitiva una arquitectura "ciega" que opta por la ostentación y la función, indepen­dientemente de su contexto circundante.
 F.G.-
Dirección: Av. Fuerza Aérea Argentina (Ruta 20) esq. Richardson.
Autor: Arq. Miguel Ángel Roca.
Fechas: 1992/1996.