La fotografía se asemeja a la arquitectura en el hecho de que ambas representan una realidad. Pero la diferencia radica en que la primera se construye a partir de un punto de vista intelectual, mientras que la segunda se construye a través de la espacialidad.

Es así que este blog pretende sacar a la luz esa realidad-espacial de la ciudad, que aparece a veces oculta ante nuestras miradas durante nuestro pasar cotidiano; para así valorarla, entenderla, protegerla, disfrutarla, vivirla, en definitiva redescubrir una importante parte de nuestra identidad: el patrimonio arquitectónico.

Resolución recomendada: 1440 x 900 / Recommended resolution / Рекомендуемое разрешение / Empfohlene auflösung

Vistas a la página totales

1 oct. 2011

Banco de la Provincia de Córdoba

 Se crea en 1873 y es privado hasta su oficialización en los años siguientes. Construido entre 1887 y 1889, el proyecto del Ing. Francisco Tamburini responde a los planteos académicos de la época. Organizado en dos plantas alrededor del vació central del hall de operaciones, de doble altura, cubierto con una claraboya que permite la iluminación natural y al que se accede por un vestíbulo que se abre a la fachada principal con tres grandes puertas. 
Rigurosamente simétrico, el acceso está marcado por dos cuerpos salientes, a la manera de los palacios barrocos y  se pone en evidencia con un pórtico de columnas con la parte inferior almohadillada, que sustenta al balcón de la sala de acuerdos, ubicada en el eje de la composición. 

 Los fuertes contrastes de luz y sombra generan ritmos y vibraciones. Remata el edificio la mansarda de pizarra, con faldón curvo, propia de la tradición francesa que contrasta con los rasgos italianizantes de esta fachada, mostrando las combinaciones de estilo propias del Siglo XIX (eclectiscismo asociativo).

 Trabajó con Tamburini el pintor Arturo Nembrini, que en los frisos representó paisajes cordobeses que mostraban la imagen de la Córdoba progresista y en proceso de industrialización.
Capiteles, frisos, guirlandas, estucos, pinturas, recuerdan los interiores del barroco francés, dando una imagen de suntuosidad y riqueza, apropiada a la institución.
En el interior, el mueble de madera y hierro que define la zona de atención al público en el hall principal fue comprado en París.

Dirección: San Jerónimo 162.
Autor: Ing. Francisco Tamburini.
Fecha: 1887/1889