La fotografía se asemeja a la arquitectura en el hecho de que ambas representan una realidad. Pero la diferencia radica en que la primera se construye a partir de un punto de vista intelectual, mientras que la segunda se construye a través de la espacialidad.

Es así que este blog pretende sacar a la luz esa realidad-espacial de la ciudad, que aparece a veces oculta ante nuestras miradas durante nuestro pasar cotidiano; para así valorarla, entenderla, protegerla, disfrutarla, vivirla, en definitiva redescubrir una importante parte de nuestra identidad: el patrimonio arquitectónico.

Resolución recomendada: 1440 x 900 / Recommended resolution / Рекомендуемое разрешение / Empfohlene auflösung

Vistas a la página totales

1 oct. 2011

Iglesia de los Capuchinos

 Un ejemplo de neo-gótico construido entre 1927 y 1932. Su autor A.C. Ferrari, arquitecto y escultor originario de Modena, Italia.

  De planta basilical con tres naves y deambulatroio, crucero poco acusado y reducido número de tramos, la relaciona con el gótico italiano, que también se ve en las cintas de colores de los pilares de la nave. Una capilla poligonal en el eje axial, se abre sobre el ábside.

  El exterior responde a las proporciones del gótico francés, al igual que el tratamiento de los portales abocinados, rosetón y galería de arquitos apuntados. Contrafuertes, pináculos y las torres, una de ellas inconclusa, completan la imagen gótica, si bien algunos capiteles y elementos escultóricos la aproximan al románico. Realizada en hormigón armado, es una manifestación tardía de los revivals decimonónicos.

 Asombra la lograda ilusión de “ascensión” mediante un juego de verticalidades (torres, pináculos, esculturas) aparentando ser el edificio más grande y agudo de lo que en realidad es.


Observar como el edificio de la esquina de enfrente al templo tiende a acompañar dicha "ascensión" desde otra postura formal...